Manifiesto abierto en defensa de la Educación Pública


 “Toda persona tiene derecho a la educación”.

Declaración Universal de los Derechos Humanos, 1948 (artículo 26).

“Todos tienen el derecho a la educación”

Constitución Española de 1978 (artículo 27.1).

· I ·

     Desde 1948, la ONU reconoce el derecho de todas las personas a la educación como uno de los derechos humanos fundamentales (Artículo 26 de su Declaración Universal) y la Constitución Española de 1978, en su artículo 27, establece el carácter asimismo fundamental de tal derecho y encarga a los poderes públicos la obligación de garantizar para todos los ciudadanos la posibilidad de ejercitarlo.

Para tal fin, el Estado español cuenta con dos instrumentos: una programación general de la enseñanza y la creación de centros docentes; es decir, las leyes educativas y la escuela.

Por tanto, para el Estado, el derecho a la educación debe ser, por encima de todo, un servicio público, de carácter universal y gratuito, que el gobierno de turno está constitucionalmente obligado a garantizar a través de la escuela y de las leyes educativas, y de ninguna manera el ejercicio de tal derecho puede convertirse en un negocio.

· II ·

     La escuela pública garantiza el ejercicio del derecho a la educación de todas las personas que habitan el país, su formación ciudadana –al basarse en los derechos y libertades fundamentales– y su autonomía para aprender, y esto significa que la escuela pública:

  • 1.  Es abierta, dirigida a todas las personas y dispuesta a una colaboración continua con padres y madres, organizaciones, colectivos sociales y otras escuelas y academias.
  • 2. Es inclusiva, preparada para atender a todas las personas, con independencia de la posición social o económica, de la raza, del sexo, de las creencias religiosas, de las opiniones o de las capacidades de cada cual.

· III ·

     La escuela pública es un servicio público, y no un negocio, lo que significa que debe perseguir la cooperación entre las personas para construir una sociedad más justa, y por ello la escuela pública:

  • 3. Es compensatoria, es decir, atiende por igual a todo el mundo, a quienes menos recursos tienen y a quienes más poseen, a fin de garantizar el derecho universal a la educación e iguales condiciones de desarrollo personal.
  • 4. Presta, pues, especial atención a quienes tienen más dificultades, cualquiera que sea su naturaleza, potenciando sus recursos cuando se ocupa de alumnos con más riesgo de exclusión social, impulsando los programas de diversificación, de refuerzo, de apoyo y de orientación.

· IV ·

     La escuela pública busca el desarrollo pleno de la persona en un marco de justicia social. Para ello:

  • 5. Estimula el gusto por el saber y el amor por el aprendizaje a lo largo de la vida, con independencia de su utilidad en el mercado.
  • 6. Capacita a la ciudadanía para comprender el mundo y transformarlo en otro mejor.
  • 7. Propicia un sentido ético y una moral ciudadana que garantiza la convivencia armónica de todos los credos y principios morales de las personas; para esto, es laica, lo que significa que prescinde de la educación religiosa como tal, que debe llevarse a cabo con libertad en los espacios religiosos de las diferentes creencias.
  • 8. Potencia el sentido crítico de los ciudadanos para que puedan distinguir lo legal de lo justo y lo verdadero de lo falso, garantizando así el carácter democrático del Estado.
  • 9. Desarrolla la razón, pero también educa a la persona para que entienda y acepte las emociones propias y ajenas.
  • 10. Es creativa y educa a ciudadanos libres y en libertad, con el único límite del marcado por la libertad de los demás.
  • 11. La educación y el trabajo social y la mediación intercultural están presentes en la escuela pública, a fin de evitar trabajos e inversiones  posteriores de reinserción social.

· V ·

     En la actualidad, varios peligros se ciernen sobre la escuela pública, amenazando con quebrantar seriamente el derecho a la educación, su universalidad y gratuidad y su carácter democrático.

En primer lugar, las políticas de recortes (reducción de profesores, aumento de la ratio, disminución de becas, reducción de medios materiales, infradotación presupuestaria…), que suponen una precarización del sistema educativo público y una merma dramática de la calidad de la enseñanza.

En segundo lugar, la mercantilización de la educación y el afán privatizador, el cual busca un trasvase de alumnado desde centros públicos a privados-concertados, o lo que es lo mismo, la conversión de ciudadanos en clientes, pervirtiendo un derecho universal al transformar espuriamente un servicio para todos en un negocio para unos pocos.

En tercer lugar, la competencia desigual y desleal entre la escuela pública y la privada-concertada, al contar esta última con una doble vía de financiación público/privada.

Finalmente, la llamada ley Wert o lomce (Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa), cuyas señas de identidad descansan sobre una esencia discriminatoria, clasista, elitista, confesional…, y tratamiento no igualitario.

· VI·

     Por todo esto, conscientes de la extrema gravedad de la situación y con el convencimiento más absoluto de que la educación pública es un instrumento vital para alcanzar una auténtica, y no teórica, igualdad de oportunidades (pilar básico de toda democracia que se precie), se ha creado en Toledo el Observatorio de la Educación Pública, proyecto que nace con el objetivo de vertebrar a la comunidad educativa en torno a los valores de la escuela pública y con la más firme voluntad de velar por su calidad y denunciar su deterioro.

En consecuencia, desde esta plataforma, llamamos a la participación y la adhesión de quienes, convencidos del valor formativo y de la función social que desempeña la escuela pública, comparten con nosotros el compromiso de su defensa.

Toledo, 24 de octubre de 2013.

Observatorio de la Educación Pública.

Toledo.

·     ·     ·     ·     ·     ·     ·

Si desea adherirse y firmar este manifiesto complete el siguiente formulario:

·     ·     ·     ·     ·     ·     ·

Protección de datos y política de privacidad.

El Observatorio de la Educación Pública de Toledo cumple el dictamen de la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, el Real Decreto 1720/2007 de 21 de diciembre por el que se aprueba el Reglamento de desarrollo de la Ley Orgánica y demás normativa vigente en cada momento, y garantiza el uso y tratamiento correctos de los datos personales del usuario.

Esta declaración tiene como objetivo informar a los usuarios de la política de protección de datos personales que será aplicada en caso de que los usuarios decidan rellenar algún formulario del Observatorio de la Educación Pública de Toledo donde se solicite información de carácter personal.

El Observatorio de la Educación Pública de Toledo puede modificar esta Política de Privacidad en función de exigencias legislativas o de autorregulación, por ello recomienda a los usuarios que la visiten periódicamente

·     ·     ·     ·     ·     ·     ·

FIRMANTES:

     02 – 

     01 –

Anuncios

Una respuesta a “Manifiesto abierto en defensa de la Educación Pública

  1. Gracias por crear un espacio como este. Solo puede surgir de la firme creencia en la ESCUELA PÚBLICA porque todos los que en ella nos hemos “conformado” entendemos lo valiosa que es.

Aporta tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s