Día de la enseñanza I. En contestación al discurso de la señora De Cospedal.


La Asamblea de docentes de Toledo responde al discurso de la Presidente De Cospedal en la celebración del Dia de la Enseñanza en Castilla-La Mancha.

“Las sociedades democráticas no prosperan con trifulcas y revueltas,  sino con el empuje, el esfuerzo y la autoridad de la razón y la ideas”. María Dolores de Cospedal.

“Las pizarras electrónicas no aseguran la calidad de la enseñanza, sino los buenos maestros”. Fernando Cabanes.

DÍA_DE_LA_ENSEÑANZA_2014

En el colmo del despropósito y la desfachatez, un día no muy lejano, llegaremos a escuchar a un político del PP de nuestro país negar ante sus ciudadanos vehementemente que tenga bigote mientras se atusa con tranquilidad el mostacho. Es lo que tienen los ladrones de conceptos: repiten frases que no sólo no creen, sino que nacen muertas en la boca porque les arrancaron el alma –su significado- antes de parirlas.

Habiendo hecho todo lo posible para que no se celebrase una concentración de profesores el día de la enseñanza paralela al discurso oficial (señalar lugar y hora de su acto dos días antes, prohibir sin justificación lógica la concentración, llenar el espacio circundante de guardias civiles y policías que impedían el paso a menos de 500 metros, grabar a los allí reunidos por “motivos de prevención”, etc) habiendo, digo, hecho todo lo posible, no sólo para que no se celebrase la concentración paralela, sino para que no fuese a la oficial ningún docente amen de los jubilados a los que cabalmente les habían de premiar su carrera (exigencia de confirmación de asistencia en el mismo día en que llegó la invitación a los centros, impedir la entrada a quien llevase en su camiseta un mensaje a favor de la escuela pública, expulsión del acto de quién efectivamente la llevaba y no lo advirtieron…) es de rigor pensar que, efectivamente, nuestra presidenta es la garante de la democracia, del espíritu de las luces y la discusión razonada, del debate mesurado y profundo en el que confluyen la diversidad de perspectivas y razonamientos sobre mismas realidades. En fin, que teníamos una intelectual de gran alcance por gobernanta y no nos habíamos dado cuenta.

Piensen ustedes. Si, como hemos dicho, se expulsó del acto a un docente por el mero hecho de llevar en su camiseta un lema que reza “Educación pública por todos y para todos”, ¿qué habría pasado si a algún loco se hubiese atrevido a levantar la mano y exponer algunas ideas sobre educación, realmente “ideas” sobre educación, que es lo que falta en quien nos administra? Hablamos hipotéticamente, porque ya se sabe que en estos actos los profesores no tienen turno de palabra. Mejor. Es muy probable que el valiente hubiese acabado preso por desorden público o afrenta a la autoridad, esa que emana naturalmente de la presencia –sólo de la presencia- de nuestros gobernantes.

Ni trifulcas ni revueltas. Lo que había allí, lejos de la puerta del instituto, eran profesores, madres, padre y alumnos con empuje, señora de Cospedal; profesionales que reclaman en ustedes el esfuerzo que ellos sí hacen para sacar adelante una educación herida, lidiando con un número impresentable de alumnos en el aula a los que no se puede atender en su diversidad; poniendo de sus bolsillos dinero para bancos de alimentos que permitan la nutrición de algunos niños que no pueden venir desayunados (labor que por cierto sustituye a la que ustedes deberían hacer y no hacen). A estos profesionales, señora de Cospedal, son a los que su policía graba “por motivos preventivos” como si fuesen delincuentes. A éstos son a los que usted, o algún acólito de usted, toma la identificación para presumiblemente multarlos o tomar represalias. Porque sí, porque aunque parezca increíble la guardia civil pidió, a una voz de mando de un político, la identificación a “esos de las camisetas verdes”, que habían gritado cosas tan terribles en la reunión como “Educación pública”, “La educación no se vende, se defiende”.

No nos podemos reunir, no podemos hablar, no podemos protestar. ¿Cuál es su idea de “tener ideas”, señora de Cospedal?

Misteriosamente, tras analizar una y otra vez las frases suyas y la del señor alcalde de Illescas que encabezan este artículo, hemos podido encontrar algo, un nexo entre ambas, una alejada sensación de enlace que las dota de sentido. Sí, estos años en la educación en Castilla la Mancha hemos perdido muchas cosas –y seguimos y seguiremos perdiendo según sus planes-: profesores, recursos elementales como tiza, papel o calefacción, capacidad (tiempo) para la coordinación de los docentes, etcétera.

Pero sí que nos ha llegado algo de ustedes que no podemos negar: las pizarras digitales a las que se refiere el señor alcalde en una inconmensurable muestra de hipocresía. Lo único. Lo que resume todo su esfuerzo y empeño en la educación de esta comunidad. Más allá del desprecio a los docentes y a la docencia, su única -y escuálida y miserable- idea.

Asamblea de Docentes de Toledo.

Fuente: lamanchaobrera.es

Anuncios

Aporta tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s